La mala palabra, más que un guijarro descalabra.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: