La mujer celosa en sí no reposa, y al marido siempre le trae afligido.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: