La mujer es como la sombra: si se la sigue, huye; si se la huye, sigue.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: