La mujer que quiere a dos, no es tonta es entendida. Cuando una vela se apaga otra se queda encendida.

La segunda parte se basa en el refrán: «Ten siempre una vela encendida por si otra se apaga», que ensalza la precaución de disponer de varias soluciones por si falla una.

Hay 1 comentario sobre este artículo:

  1. 26/01/2022Anónimo says:

    Lo mismo para los hombres, firmado Undargarim

Escribe un comentario: