La ociosidad es la madre de todos los vicios.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: