La primavera, que cante, que llore, no viene nunca sin flores.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: