Las mujeres son como el café: cuanto más fuerte y caliente, mejor.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: