Más limpio que el millonario, quien sus medias cambia a diario.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: