Más vale dos buenos oradores que veinte malos habladores.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: