Más vale ser afilador, que labrador.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: