Mejor que juntar las manos para rezar, es abrirlas para dar.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: