Muchas veces lo que se calla hace más impresión que lo que se dice.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: