Nada se olvida mas despacio que una ofensa, y nada mas rapido que un favor.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: