No hay guerra más hiriente que entre hermanos y parientes.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: