No hay mujer gorda que no sea boba, ni flaca que no sea bellaca.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: