No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: