No hay que meterse entre las patas de las mulas, si no quieres que te pateen.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: