No puedo ser la mujer de tu vida, porque soy la mujer de la mía.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: