No te fíes de perro que cojea ni de mujer que lloriquea.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: