Pasas más hambre que el perro de un ciego.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: