Por Navidad, un ciego lo conocerá y por Reyes hasta los bueyes.


Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: