Por ser bueno Pedro, saltóle la moza al cuello, y él, quedo que quedo.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: