Que nadie murmure de nadie, somos de carne y hueso, que no hay pellejo de aceite que no tenga su botana.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: