Que sea lo que Dios quiera; que nunca será nada bueno.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: