Quien a dos manos sirve, siempre termina mal.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: