Quien ajo come y vino bebe, ni la víbora lo puede.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: