Quien espera, desespera; y quien viene, nunca llega.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: