Quien no tenga pan para mayo, ni hierba para abril, no le habría su madre de parir.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: