Quien se va sin ser echado, vuelve sin ser llamado.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: