Quien ve el hinojo y no lo come, diablo es, que no hombre.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: