Quijadas sin barbas no merecen ser honradas.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: