Sanan las cuchilladas y no las malas palabras.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: