Si eres cabrito, mantente frito; si eres gato, salta al plato.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: