Si la envidia fuera tiña, cuantos tiñosos abría.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: