Tu médico sea cristiano, y tu abogado, pagano.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: