Una mujer en cueros parece un saco de melones: todo son altos, bajos, escondrijos y rincones.

Todavía sin comentarios.

Escribe un comentario: